miércoles

Ahora

Kay Sage




Ahora que tu mente está distorsionada y
oscura,

ahora que tocas las partículas de mi seda
adheridas en tu piel,

ahora que no respondo,
te confiesas insolvente y

te saben amargos
los recuerdos de mi extracto.

Ahora que deambulo sin ayuda
por la vida,

que ya no escribo versos
con sabor a nostalgia,

que camino sin bastón
por la tierra y el agua,

Ahora que aprendí a mirar el horizonte
sin pestañear.

Vano intento.

Ya pasó el tiempo del olor a cerezas,
solo permanece lo que existe.

La memoria es inútil.

5 comentarios:

virgi dijo...

La memoria: un frasco que al abrirlo no siempre huele como quisiéramos.
Besos, y aún cerezas

Hammelinn dijo...

Es un placer leerte !!!

me gusto muchisimo el poema amiga !!!!!!!!!!!!

es muy lindo tu blog!!!!!!!!

un abrazo

FdeH

Lozzano dijo...

Hay veces que ya es demasiado tarde.
Muy cierto.
besos, poetisa.

FERNANDO SABIDO SÁNCHEZ dijo...

enorme tu poesía, ha sido un hallazgo encontrarte

he añadido un enlace en mi blog
en el apartado amigos poetas

nos encontramos por aqui
un beso
fernando

elena clásica dijo...

Qué demoledora eres, cómo tocas las fibras, ¡no hay derecho! Es broma, es una maravilla. Besitos.