domingo

Me gusta cuando gimes...

Anwen Keeling




Me gusta cuando gimes
porque tiembla la casa.

Tu alarido descompasado
debe horrorizar a los vecinos

pero a mí,
a mí, me chifla

graznido, ponzoña
sacrílega que nace

de los entresijos
de tu linfa

¡oh si!
sigue rumiando,

me derrites
nos derretimos.


-

9 comentarios:

tula dijo...

Que sensual y cariñoso.
un beso

Duna dijo...

Meri Pas, un gemido puede ser la puerta que abra todo...hasta derretios.

Un beso amiga

Aire dijo...

"tu alarido descompasado debe horrorizar a los vecinos" jajajaj! me ha encantado

Buen hombre dijo...

Sigue rumiando. Brutal.

Lozzano dijo...

Directo. Sin tapujos ni adornos. Me gusta cuando así escribes...
Besos.

Rafael dijo...

No se puede expresar mejor. Me gusta la estructura, el ritmo y las palabras elegidas. ¡Fantástico!

Astronautaentierra dijo...

no sé cómo he llegado hasta aquí, pero gracias a ti por ofrecerme un refugio tan agradable.

un saludo y hasta la próxima :)

Casiarturo dijo...

Para ser poesía erótica, resulta muy tierna, agradable y deliciosa.

Bravo!

mis largos pies dijo...

y me vuelvo a encantar. Ya no te lo digo más, que se que empiezo a parecer un poco loca! (pero me quedo)