martes

Cíñete las medias mientras tanto

Aeric Meredith-Goujon






Si quieres conocer el universo

lanza un gruñido al aire,

observa la parábola

y cíñete las medias

mientras tanto.

Qué por clamar

a gritos tu osadía,

el tiempo no ha de parar,

más si ha de perdurar

el instante transparente

en el que dos almas

flotan hasta el delirio.




9 comentarios:

andres rueda dijo...

Mil gracias y te espero en la exposicion, y si quieres compartir entrada estare encantado, tus poemas y mis pinturas.

abrzos

Andres

Felipe dijo...

Antes de nada darte las gracias por traernos la voz de Najwa Nimri.Es una auténtica gozada.

No por clamar y gritar el camino puede quedar expedito.Sólo los silencios y la quietud pueden amparar el amor y la ternura

Abrazos

José Gutiérrez de Juan / Kenny / Pochinwin dijo...

Eres alguien especialmente sensible y eso es algo que me encanta, mucha suerte en todo.

Luisa Arellano dijo...

Ese instante de ceñirse las medias... es vital para afianzar momentos perdurables...

Lo dijiste genial.

Abrazo

Manuel Teixeira dijo...

Meri, os teus poemas são lindos e o teu blog está muito bem conseguido. Obrigado por seres seguidora do meu blog e pela visita ao mesmo.
Um abraço.

Marina dijo...

Señorita, que buen poema. me ha gustado su cadencia, sus palabras...Cíñete las medias, dónde quiera que es´tes, dónde quiera que las lleves puestas...

Besos guapa

vera eikon dijo...

He visto la parábola de ese grito. Magnífico poema
Beso

anna calafat dijo...

Genial

nachete dijo...

breve, me gusta.